jairogarcíarincón

Lenguajes de programación y herramientas


1.56K

Lenguajes de programación



Una de las diferencias más notables entre un lenguaje de programación web y otro es la manera en que se ejecutan en el servidor web. Distinguimos tres grandes grupos:

  • Lenguajes de guiones (scripting): Son aquellos en los que los programas se ejecutan directamente a partir de su código fuente (Conjunto de instrucciones que componen un programa, y que no son ejecutables directamente, sino que deben traducirse utilizando un compilador, intérprete o similar antes de que pueda ser ejecutado por la máquina) original. Se almacenan normalmente en un fichero de texto plano y cuando el servidor web necesita ejecutar código programado en un lenguaje de guiones, le pasa la petición a un intérprete, que procesa las líneas del programa y genera como resultado una página web. Pertenecen a este grupo Perl, Python, PHP y ASP (el precursor de ASP.Net).

  • Lenguajes compilados a código nativo (Lenguaje máquina o código que puede ser ejecutado directamente por el procesador): Son aquellos en los que el código fuente se traduce a código binario, dependiente del procesador, antes de ser ejecutado. El servidor web al- macena los programas en su modo binario, que ejecuta directamente cuando se les invoca. El método principal para ejecutar programas binarios desde un servidor web es CGI. Utilizando CGI podemos hacer que el servidor web ejecute código programado en cualquier lenguaje de propósito general como puede ser C.

  • Lenguajes compilados a código intermedio: Son lenguajes en los que el código fuente original se traduce a un código intermedio, independiente del procesador, antes de ser ejecutado. Es la forma en la que se ejecutan por ejemplo las aplicaciones programadas en Java, y lo que hace que puedan ejecutarse en varias plataformas distintas. En la programación web, operan de esta forma los lenguajes de las arquitecturas Java EE (servlets y páginas JSP) y ASP.Net. En la plataforma ASP.Net y en muchas implementaciones de Java EE, se utiliza un procedimiento de compilación JIT. Este término hace referencia a la forma en que se convierte el código intermedio a código binario para ser ejecutado por el procesador. Para acelerar la ejecución, el compilador puede traducir todo o parte del código intermedio a código nativo cuando se invoca a un programa. El código nativo obtenido suele almacenarse para ser utilizado de nuevo cuando sea necesario.

Cada una de estas formas de ejecución del código por el servidor web tiene sus ventajas e inconvenientes:

  • Los lenguajes de guiones tienen la ventaja de que no es necesario traducir el código fuente original para ser ejecutados, lo que aumenta su portabilidad. Si se necesita realizar alguna modificación a un programa, se puede hacer en el momento. Por el contrario el proceso de interpretación ofrece un peor rendimiento que las otras alternativas.

  • Los lenguajes compilados a código nativo son los de mayor velocidad de ejecución, pero tienen problemas en lo relativo a su integración con el servidor web. Son programas de propósito general que no están pensados para ejecutarse en el entorno de un servidor web. Por ejemplo, no se reutilizan los procesos para atender a varias peticiones: por cada petición que se haga al servidor web, se debe ejecutar un nuevo proceso. Además los programas no son portables entre distintas plataformas.

  • Los lenguajes compilados a código intermedio ofrecen un equilibrio entre las dos opciones anteriores. Su rendimiento es muy bueno y pueden portarse entre distintas plataformas en las que exista una implementación de la arquitectura (como un contenedor de servlets o un servidor de aplicaciones Java EE).


Integración con lenguajes de marcas



Cuando la web comenzó a evolucionar desde las páginas web estáticas a las dinámicas, una de las primeras tecnologías que se utilizaron fue la ejecución de código utilizando CGI. Los guiones CGI son programas estándar, que se ejecutan por el sistema operativo, pero que generan como salida el código HTML de una página web. Por tanto, los guiones CGI deben contener, mezcladas dentro de su código, sentencias encargadas de generar la página web.

Hoy en día, existen dos formas de realizar esta integración:

Integrar las etiquetas HTML en el código de los programas: Los programas incluyen dentro de su código sentencias de salida (echo en PHP, por ejemplo) que son las que incluyen el código HTML de la página web que se obtendrá cuando se ejecuten. De esta forma se programan, por ejemplo, los guiones CGI y los servlets.
Integrar el código del programa en medio de las etiquetas HTML: De esta forma, el contenido que no varía de la página se puede introducir directamente en HTML, y el lenguaje de programación se utilizará para todo aquello que pueda variar de forma dinámica. Esta metodología de programación es más segura en la web frente a ataques tipo XSS y es la que se emplea en los lenguajes ASP, PHP y con las páginas JSP de Java EE.

Herramientas



A la hora de ponerte a programar una aplicación web, debes tener en cuenta con que herramientas cuentas que te puedan ayudar de una forma u otra a realizar el trabajo. Además de las herramientas que se tengan que utilizar en el servidor una vez que la aplicación se ejecute, como por ejemplo el servidor de aplicaciones o el gestor de bases de datos, de las que ya conoces su objetivo, existen otras que resultan de gran ayuda en el proceso previo, en el desarrollo de la aplicación.

Desde hace tiempo, existen entornos integrados de desarrollo (IDE) que agrupan en un único programa muchas de estas herramientas. Algunos de estos entornos de desarrollo son específicos de una plataforma o de un lenguaje, como sucede por ejemplo con Visual Studio, el IDE de Microsoft para desarrollar aplicaciones en lenguaje C# o Visual Basic para la plataforma .Net. Otros como Eclipse, NetBeans o Jetbrains te permiten personalizar el entorno para trabajar con diferentes lenguajes y plataformas, como Java EE o PHP.

No es imprescindible utilizar un IDE para programar. En muchas ocasiones puedes echar mano de un simple editor de texto para editar el código que necesites. Sin embargo, si tu objetivo es desarrollar una aplicación web, las características que te aporta un entorno de desarrollo son muy convenientes. Entre estas características se encuentran:

  • Resaltado de texto: Muestra con distinto color o tipo de letra los diferentes elementos del len- guaje: sentencias, variables, comentarios, etc. También genera indentado automático para diferenciar de forma clara los distintos bloques de un programa.
  • Completado automático: Detecta qué estás escribiendo y cuando es posible te muestra distintas opciones para completar el texto.
  • Navegación en el código: Permite buscar de forma sencilla elementos dentro del texto, por ejemplo, definiciones de variables.
  • Comprobación de errores al editar: Reconoce la sintaxis del lenguaje y revisa el código en busca de errores mientras lo escribes.
  • Generación automática de código: Ciertas estructuras, como la que se utiliza para las clases, se repiten varias veces en un programa. La generación automática de código puede encargarse de crear la estructura básica, para que sólo tengas que rellenarla.
  • Ejecución y depuración: Esta característica es una de las más útiles. El IDE se puede encargar de ejecutar un programa para poder probar su funcionamiento. Además, cuando algo no funciona, te permite depurarlo con herramientas como la ejecución paso a paso, el establecimiento de puntos de ruptura o la inspección del valor que almacenan las variables.
  • Gestión de versiones: En conjunción con un sistema de control de versiones, el entorno de desarrollo te puede ayudar a guardar copias del estado del proyecto a lo largo del tiempo, para que si es necesario puedas revertir los cambios realizados.

Los dos IDE de código abierto más utilizados en la actualidad son Eclipse, NetBeans y Jetbrains. Ambos permiten el desarrollo de aplicaciones informáticas en varios lenguajes de programación. Aunque en sus orígenes se centraron en la programación en lenguaje Java, hoy en día admiten directamente o a través de módulos, varios lenguajes entre los que se incluyen C, C++, PHP, Python y Ruby.

Fuente: José Luís Comesaña. Desarrollo de Aplicaciones Web


Publicado el 20 de Septiembre de 2021

arquitecturasherramientasampapachemysqlphp